Les Bedules – Bosque de Peloño – Roblón de Bustiello

por | miércoles, 19 diciembre 2018 | Asturias, Circular, España, Moderada, Ponga, Ruta, Senderismo | 0 Comentarios

Al visitar el Centro de Interpretación del Parque Natural de Ponga, en San Juan de Beleño, la primera ruta que te ofrecen es la del Bosque de Peloño, un enorme bosque de hayas de un grandísimo valor ecológico. La ruta completa llega hasta los 23 kilómetros, debiendo regresar otros 23, ideal para hacer en bicicleta de montaña. La opción andarina sería recorrer parte del bosque de hayas y visitar el Roblón de Bustiello, regresando y completando unos 12 o 13 kilómetros.

Inicio

La ruta parte del aparcamiento Les Bedules, muy cerca de San Juan de Beleño y de la Collada Llomena, al que accedemos por un firme en buen estado.

Les Bedules

Descripción

Desde Les Bedules, las vistas son espectaculares. Al norte, el Pico Pierzu y el Pico Carriá; al sur, el Pico Tiatordos y Peña Maciédome; y al este, los majestuosos Picos de Europa. En el propio parking encontramos un cartel informativo sobre la zona, que no dudamos en visitar.

Cartel informativo

 

Comenzamos la ruta a lo largo de la pista forestal que se dirige hacia el sur. Tras un par de curvas, llegamos a la Majada Les Bedules, que tiene edificaciones realmente guapas.

Majada Les Bedules

 

Seguimos a lo largo de la cómoda pista forestal, en ligero ascenso durante el primer tramo y sin ninguna complicación. Dicha pista forestal nos va dejando unas vistas preciosas hacia el este.

Preciosas vistas hacia el este, con el Macizo Occidental o del Cornión de Picos de Europa al fondo

 

Encontramos un desvío hacia la derecha, por el que seguiremos a lo largo de la misma pista forestal. La ruta, salvo por las vistas del inicio, no nos ofrece mayores atractivos. Esperamos ansiosos ese bosque tan bonito…

Desvío hacia la derecha

 

Un poco más y llegamos al desvío por el que regresaremos, haciendo la ruta circular. En un primer momento, la idea sería ir y volver por el mismo camino, pero la aburrida pista nos pedía un poco de aventura. Continuamos por la senda ancha y oficial a lo largo del Bosque de Peloño.

A ambos lados encontramos numerosos ejemplares de hayas. El otoño se encuentra avanzado, pero nos deja estampas preciosas. Tres bonitos saltos de agua nos sorprenden a mano derecha!

Pequeñas cascadas durante el camino

 

El arroyo desciende dejando bonitos saltos de agua

 

Pequeña cascada

 

Seguimos la ruta por la pista forestal, ahora llaneando más. No existen tramos complicados ni con desniveles importantes, por lo que vamos avanzando muy rápidamente.

Avanzando por la pista forestal

 

Tras cuatro kilómetros y medio, llegamos a la Collada Granceno, donde se nos abren unas vistas preciosas. Grandes praderas y valles que nos ofrecen una panorámica muy bonita. Aquí mismo, varias sendas nos ofrecen distintas alternativas… Por una de ellas volveremos!

Foto de grupo en la Collada Granceno

 

Queremos conocer el Roblón de Bustiello, por lo que continuamos por la senda oficial. Superamos un desvío hacia la derecha y seguimos, ahora en ligero descenso!

Desvío hacia la derecha

 

Continuamos la pista y encontramos el desvío que se dirige hacia el cercano Roblón de Bustiello. El desvío se encuentra perfectamente señalizado, debiendo abandonar la pista oficial hacia la izquierda.

Rober al lado del desvío que nos guiará hacia el Roblón de Bustiello

 

El sendero se vuelve mágico, mucho más estrecho y bonito. Nos adentramos en el hayedo y en el otoño de esta zona. Ahora sí! El lugar es fantástico, nada que ver con el recorrido realizado hasta aquí!

Descendiendo a buen ritmo, en cuestión de minutos, llegamos al Roblón de Bustiello, un precioso ejemplar de roble centenario ubicado entre hayas! La zona es preciosa y no dudamos en disfrutar y aprovechar para reponer fuerzas. Un pequeño tentempié antes de regresar!

Foto de grupo con el Roblón de Bustiello

 

Sabri y el centenario Roblón de Bustiello

 

Ya hemos completado algo más de 6 kilómetros de ruta. Tan sólo quedaría regresar por la misma pista forestal de ida hasta Les Bedules. Iniciamos el ascenso desde el roblón hasta la pista forestal y seguimos la ruta.

Vamos ganando metros muy rápidamente. La senda no ofrece ningún aliciente, tan sólo un agradable paseo de vuelta. Si no nos ofrece nada importante al ir, imaginaros al volver… Tan sólo las conversaciones y los buenos momentos entre amigos hacen que la ruta no se convierta en un tostón!

Llegados a la Collada Granceno, y viendo las distintas posibilidades para continuar nuestra ruta, miramos el mapa. La idea es buscar un regreso con mayor aliciente. Tras unos minutos de charla y viendo que se podía regresar por pistas y sendas a Les Bedules (tan sólo un pequeño tramo sin senda aparente nos echa para atrás…), decidimos incorporar algo de aventura a la ruta! Seguimos el desvío que se dirige en descenso por una pista forestal paralela a la pista por la que hicimos la ida.

Desvío

 

La senda desciende rápidamente hasta el Río Suergu, donde encontramos un puente para cruzar hacia el otro lado. Este puente nos alivia, puesto que la unión de sendas pensada en la Collada Granceno debía de cruzar el río. De momento, fácil!

Óscar y Rober en el puente

 

La senda por la que vamos se dirige hacia Viboli, pero debemos abandonarla para intentar conectar la ruta con la senda que se dirige hacia la Majada del Escobal, camino que nos guiará hacia la pista forestal oficial de la ruta del Bosque de Peloño. A lo largo de este tramo, para nuestro alivio, encontramos un desvío hacia la izquierda! Parece que se dirige hacia la majada!

Desvío hacia la izquierda

 

Continuamos a lo largo del estrecho sendero, sorteando ramas y vegetación… Nada importante!

En pocos minutos, llegamos a la Majada del Escobal, donde encontramos una cabaña preciosa y muy fotogénica. Hasta aquí, todo sobre ruedas! Viendo el mapa, nada podía torcerse, las sendas están bien definidas y el rumbo es claro.

Majada del Escobal

 

Sin embargo, a partir de la Majada del Escobal, la dificultad de la ruta iba a cambiar drásticamente! La senda, que podía ser muy cómoda y sencilla, se iba a convertir en un paseo lleno de aventura, ramas y barro! Las pistas son claras y se puede seguir muy bien el rumbo, pero no se encuentran mantenidas y hay mucho barro…

Las chicas por el sendero de regreso

 

Nos adentramos en el Hayedo de los Nevarinos. Simplemente, espectacular! Ejemplares de hayas preciosos! La senda sigue, más o menos, transitable. Vamos disfrutando muchísimo de esta primera parte, a pesar de algún inconveniente con la gran cantidad de árboles y ramas caídas.

Hayedo de los Nevarinos

 

Andrea posando con el resto de hayas

 

Continuamos la ruta y llegamos a la Majada Dornielles. La ruta se va complicando y las ramas siguen presentes. Y a todo esto, le debemos añadir la gran cantidad de humedad, agua y barro que vamos encontrando!

Majada Dornielles

 

Estamos más cerca de conectar con la pista oficial, que la tendremos a nuestra izquierda, en la parte alta. Mientras tanto, seguimos peleando con la maleza y el barro! Por momento, conviene salir a las praderas contiguas y evitar la gran cantidad de ramas que encontramos a lo largo de la senda. Vemos un bonito salto de agua!

Salto de agua

 

A pesar de los inconvenientes que vamos encontrando, esta parte de la ruta es espectacular, mucho más bonita que la ida! Seguimos peleando mientras vamos llegando a la pista que se dirige, en ascenso, hasta la pista forestal oficial.

Próximos a la pista forestal oficial y llenos de barro, intentamos buscar la pista que conecta con la parte alta… Parece que rodea una pequeña colina, por lo que no dudamos en atravesar un pequeño tramo de monte. Nos desviamos hacia la ladera y ascendemos fuertemente hasta dar con la pista forestal que buscamos. En pocos minutos llegamos a la pista, donde giramos a la izquierda para continuar.

Sabri y Maite iniciando el pequeño y pindio tramo de monte

 

Desvío hacia la izquierda, al llegar nuevamente a la pista forestal

 

Ya por pista cómoda y sin complicaciones, seguimos ganando altura hasta llegar a la pista forestal de la ruta oficial, donde nos desviamos hacia la derecha para regresar a Les Bedules.

Desvío hacia la derecha, ya en la senda oficial del Bosque de Peloño

 

Ya en la senda, momento foto de grupo embarrado y regreso ameno hasta Les Bedules, volviendo a disfrutar de la Majada Les Bedules y de las bonitas vistas que tenemos desde este punto!

Una imagen vale más que mil palabras

 

En poco tiempo estamos de regreso en Les Bedules, donde damos por concluida la ruta.

Conclusión

Una de las rutas más famosas del Parque Natural de Ponga. El Bosque de Peloño es muy bonito, pero puede que sólo merezca la pena cuando el otoño alcanza su máximo esplendor. La ruta es ideal para hacer en familia, corta y sin complicaciones, pero la pista por la que avanza la mayor parte de la ruta es aburrida y no ofrece grandes alicientes. Ante esto, quisimos añadir un poco de aventura a la jornada, y sin duda, lo conseguimos! Peleamos contra la maleza de pistas muy claras, pero sin mantener, y con la gran cantidad de barro que había. Supimos sacar jugo a una ruta que nos dejaría un sabor de boca un poco agridulce! Una jornada para recordar!

Datos técnicos

Actividad: Senderismo
Fecha: Sábado, 8 de Diciembre de 2018
Duración: 5 h 41 min
Dificultad: Moderada
Distancia: 13,32 km
Recorrido: Circular
Desnivel acumulado: 409 m
Altura mínima: 1.049 m
Altura máxima: 1.203 m
Participantes: Rubén, Sabri, Rober, Andrea, Óscar y Maite
Método de Información de Excursiones (MIDE):

Mapa y Track en Wikiloc

R&S Wanderlust
Espíritu viajero!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

R&S Wanderlust en Facebook!

0, 14 enero 2019

R&S Wanderlust

Venga! Compartan, participen y jueguen! En qué cima nos encontramos? 😉 ... Más...Menos...

Ver en Facebook

0, 11 enero 2019

R&S Wanderlust

Menudo chorro el de Ginebra (Suiza)! ... Más...Menos...

Ver en Facebook

0, 10 enero 2019

R&S Wanderlust

🎥 NEW VIDEO! 🎥

⛰️ Pico Ferreirúa (1.976 m)

📌 RUTA: Puerto de Ventana – Pico del Cuervo (1.756 m) – Pico Las Llombas (1.826 m) – Pico Los Chamuergos (1.849 m) – Pico Ferreirúa (1.976 m)
➡️ randswanderlust.com/puerto-de-ventana-pico-del-cuervo-1-756-m-pico-las-llombas-1-826-m-pico-los-c...*** Puerto de Ventana – Pico del Cuervo (1.756 m) – Pico Las Llombas (1.826 m) – Pico Los Chamuergos (1.849 m) – Pico Ferreirúa (1.976 m) *** El año 2019 ha ...
... Más...Menos...

Ver en Facebook

R&S Wanderlust en Instagram!

R&S Wanderlust en Twitter!

Venga! Compartan, participen y jueguen! En qué cima nos encontramos? 😉 https://t.co/urwZLEmSd2

2 cumbres más que hemos completado en nuestro desafío "Del Vizcodillo al Coriscao"!

⛰️ Pico Cirbanal (2.077 m)
➡️ https://t.co/fJQsULVueP

⛰️ Pico Ferreirúa (1.976 m)
➡️ https://t.co/GaHL6Wo3fQ

Sigue nuestro progreso AQUÍ!
➡️ https://t.co/GRNWbnkc8M

#DelVizcodilloAlCoriscao

Menudo chorro el de Ginebra (Suiza)! en Geneva, Switzerland https://t.co/8tEcVvA2lD

🎥 NEW VIDEO! 🎥

⛰️ Pico Ferreirúa (1.976 m)
https://t.co/nHJVSWluGm

📌 RUTA: Puerto de Ventana – Pico del Cuervo (1.756 m) – Pico Las Llombas (1.826 m) – Pico Los Chamuergos (1.849 m) – Pico Ferreirúa (1.976 m)
➡️ https://t.co/GaHL6Wo3fQ

🚶‍♂️ NUEVA RUTA! 🚶‍♀️

📌 Puerto de Ventana – Pico del Cuervo (1.756 m) – Pico Las Llombas (1.826 m) – Pico Los Chamuergos (1.849 m) – Pico Ferreirúa (1.976 m)
➡️ https://t.co/GaHL6Wo3fQ

#leonesp

Más...
Share This